junio 19, 2024

Chaco Vision Noticias

Actualidad Digital

¿Cómo Saber Cuando Mi Impresora Necesita Reparación o Reemplazo?

Desafortunadamente, las impresoras no están diseñadas para durar toda la vida. Es muy importante saber cuándo reemplazar la impresora y cuándo repararla.

Si su impresora presenta fallos, hay ciertos factores a considerar antes de decidir qué hacer:

Reparación contra reemplazo de la impresora

¿Qué edad tiene su impresora?

Si su impresora es nueva o tiene solo dos años, entonces debería costar mucho menos repararla que reemplazarla. Sin embargo, si tu impresora tiene 2 o 3 años pero el modelo salió años antes de que la compraras, puede que sea el momento de cambiarla. Las piezas para impresoras obsoletas suelen ser más difíciles de encontrar y más caras debido a su rareza.

¿Cuál es la vida útil promedio de una impresora?

La mayoría de las impresoras duran al menos 3 años y pueden funcionar hasta 5 años o más con el cuidado adecuado. Si su impresora finalmente llega al final de su vida útil, no se preocupe.

Elegir el modelo de impresora más nuevo que tiene hará que la transición sea más fácil. Además, cambiar de impresora puede ayudar a su empresa al brindarle acceso a todas las funciones más recientes.

¿Cuánto costará la reparación?

El precio por mantener su modelo de impresora anterior puede ser más o menos el mismo que comprar un modelo más nuevo. Una vez que una impresora se descompone con frecuencia o requiere piezas y suministros más antiguos, los costos pueden acumularse rápidamente. Si su modelo de impresora tiene 7 años o más, la máquina puede comenzar a costarle mucho más de lo que vale.

Cómo saber cuándo reemplazar la impresora

Tus necesidades han cambiado

La impresora no tiene que ser vieja o estar dañada para justificar su reemplazo. A medida que crezca su negocio, sus necesidades de impresión también cambiarán. Por ejemplo, es posible que su empresa necesite imprimir con más frecuencia o utilizar un tipo de papel diferente.

Si su impresora no puede mantenerse al día con las demandas de impresión de su tienda, debe reemplazarla por una que pueda hacerlo.

La impresora es bastante lenta

Cuanto más utilice la impresora, más componentes se desgastarán, lo que dará como resultado trabajos de impresión más lentos. Tenga en cuenta que los trabajos de impresión que requieren más tinta son naturalmente más lentos que el trabajo promedio, independientemente del estado de su impresora.

Sin embargo, si los trabajos pequeños continúan ralentizando su impresora, puede ser el momento de reemplazarla.

Mala calidad de impresión

Otro problema con las piezas desgastadas es la mala calidad de impresión. Si su impresora produce impresiones descoloridas y con rayas, intente cambiar los cartuchos de tinta o tóner para ver si eso soluciona el problema primero. Si la impresora aún imprime texto e imágenes con mala calidad, es hora de reemplazar la máquina.

Se rompe con demasiada frecuencia

Si su impresora experimenta atascos de papel frecuentes u otras fallas de rendimiento, es probable que su impresora esté cerca de su historial efectivo. No tiene sentido desperdiciar su dinero en reparaciones si experimenta más tiempo de inactividad que el uso real. Ahorre dinero a largo plazo reemplazando su impresora.

Puede comprar un dispositivo nuevo o hacer el curso de reparación de impresoras de Comunidad Reparando y volver a hacerla funcionar por mucho menos de lo que costaría un reemplazo.